android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat all-grid bullseye lightbulb circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube scroll-indicator-fire scroll-indicator-arrow scroll-indicator-arrow scroll-indicator-arrow

Ensalada campera y otras recetas con patata para la barbacoa

En la barbacoa, no hay mejor acompañamiento para un filete o una hamburguesa que unas buenas patatas. Este ingrediente estrella, ideal para todas las temporadas, se puede comer de muchas maneras. Aquí te dejamos cinco recetas de ensalada de patata para convertir a este tubérculo tan universal en un plato suculento y lleno de sabor.  

​Cómo hacer las patatas a la barbacoa perfectas​​

La ensalada campera, la ensalada malagueña y la ensalada rusa tienen una cosa en común: una base de patata cocida aliñada o acompañada de diferentes ingredientes. En cualquier caso, la patata es un ingrediente tan versátil que podemos poner en práctica las diferentes técnicas de cocción que te ofrecen las barbacoas Weber para aprovechar al máximo sus propiedades. 

Mucha gente opta por ponerlas directamente sobre el mismo fuego con el que se cocinan el resto de alimentos, pero ¿has probado alguna vez a cocinarlas con calor indirecto? Es probable que incluso te gusten más así. Para asar las patatas a la barbacoa con calor indirecto, tendrás que cerrar la tapa; el calor de las llamas irá repartiéndose y cocinando las patatas por igual. 

Es normal perderse entre los diferentes tipos de patata, pero te recomendamos que utilices la variedad Monalisa, bastante tersa y muy versátil —no se romperá al cocerla y también podrás asarla—. Independientemente del tipo de patata que escojas, te dejamos dos formas de cocinar el tubérculo por excelencia en tu barbacoa: 

  • Al fuego: directamente sobre las brasas o la llama, con calor directo. Las envolvemos en papel de aluminio pero, antes, pinchamos con un tenedor, las untamos con alguna grasa —aceite de oliva, de coco o mantequilla son buenas opciones— y le damos un toque personal con las especias que más nos gusten. Puedes acompañarlas de alguna mantequilla de hierbas
  • Sobre la parrilla: prueba a cortar las patatas en mitades o en rodajas y colócalas sobre la parrilla, una cesta o una bandeja; sazónalas con sal, pimienta, aceite de oliva y especias y ve controlándolas para que no se chamusquen. Escoge unas patatas nuevas y tendrás un acompañamiento perfecto. 

Ideas para hacer una buena ensalada de patata

¿No sabes por dónde empezar? Échale un vistazo a estas recetas para conseguir unas ensaladas de rechupete. 

Ensalada campera

La reina de las ensaladas contundentes —probablemente gracias al efecto saciante de la patata—. Cuece patata (o hazla al vapor para conseguir una textura sublime), añádele unos huevos cocidos, pimientos en cubos (o tiras), cebolleta picadita y unos buenos tomates. Deja que se fusionen los sabores en un bol y que vayan fluyendo con una vinagreta casera de aceite, vinagre, zumo de limón, sal y pimienta. Para rematar, puedes acompañarlo de atún o bonito. Los ingredientes de la ensalada campera pueden variar, así que no dudes en versionar las diferentes recetas de ensalada campera que encuentres. 

Ensalada rusa

Estamos ante un plato de lo más agradecido porque podremos prepararlo con ingredientes que seguramente ya tengamos en casa. Patata cocida, huevo cocido, unas zanahorias y una buena salsa mayonesa. La dificultad la pones tú, igual que tu toque personal: añádele un poco de atún, unas tiras de pimiento rojo, unas manzanas, unos langostinos o incluso un poco de tofu a la parrilla. Innova con la preparación y disfrútala fría, bien fresquita. 

Ensalada malagueña

No estamos ante una ensalada de patata cualquiera. Esta delicia del sur destaca por el equilibrio de sabores de sus ingredientes. Patatas cocidas, cebolleta, huevo duro, naranja, bacalao, aceitunas, sal, aceite y vinagre para aliñar. La magia hecha ensalada, la delicia hecha sabor, la frescura hecha alimento. 

Patatas Anna

El paso más difícil en la preparación de este plato consiste en cortar las patatas en rodajas muy finas, así que no parece que vayas a tener problemas para probar este manjar de la tierra. Déjalas al fuego sin tocar nada y a los 45 minutos podrás saborear la ternura de la patata con el sabor lácteo de la mantequilla. ¡Delicia pura! 

Patatas fritas con mayonesa al estragón con mayonesa al estragón

No nos olvidamos de las clásicas patatas fritas como acompañamiento de una buena hamburguesa (aprovecha y échale un vistazo a nuestras opciones sin carne). Tómate tu tiempo para escoger una buena mayonesa, ya que el estragón conseguirá potenciar todo el sabor de la misma junto al ácido del limón asado. Puedes probar a añadirle las hierbas que más te gusten. 

Las patatas a la barbacoa: un sinfín de posibilidades

Para acabar, recuerda que la patata es uno de los productos más versátiles, así que dale rienda suelta a tu imaginación y cautiva a los tuyos con alguna creación personalizada, ya sea en forma de brochetas o de puré. Si no, nosotros te recomendamos que tires por una ensalada de patata como la ensalada campera o la ensalada malagueña, dos alternativas contundentes y llenas de sabor. 

Recuerda que una guarnición es igual de importante que la bebida con la que acompañemos nuestras comidas. ¡Aquí te dejamos unas cuantas ideas de cócteles y bebidas para una barbacoa