El Wok - El sabor asiático en la barbacoa
android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat all-grid bullseye lightbulb circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube scroll-indicator-fire scroll-indicator-arrow scroll-indicator-arrow scroll-indicator-arrow

El Wok - El sabor asiático en la barbacoa

El secreto detrás de la comida asiática callejera

En Asia, los puestos más auténticos tienden a centrarse en la sencillez y el sabor. Sus platos más populares, desde el nasi goreng indonesio hasta el extraordinariamente delicioso pad thai servido en cualquier calle de Tailandia, comparten normalmente un elemento común: el untuoso y profundo sabor umami con un golpe de picante y un toque de algo pungente para rematarlo.

"Se trata de la frescura."

Pero, por encima de todo, la clave está en la frescura. No son platos que hayan pasado el día entero en sus propios jugos. Al contrario, se preparan literalmente con apenas un solo golpe de llama excepcionalmente intenso; en especial, si hablamos de un clásico de la cocina callejera china como es el salteado.

"El wok y un buen lecho de brasas candentes van de la mano."

De hecho, cualquier persona versada en el uso del wok sabe que el secreto para lograr un salteado excepcional está en dos factores clave: el calor y la preparación. Y aunque se puede conseguir un resultado honroso en un fogón convencional, resulta imposible, de todas todas, sacarle el verdadero partido a un wok con un único quemador, ya que es imprescindible aplicar calor también a su alrededor.

¿Cómo conseguir los mejores resultados en el wok?

Disponer de una fuente de calor potente y fiable es tan importante como contar con ingredientes recién preparados. La magia del salteado reside en hacer prender rápidamente los ingredientes en el wok para que adquieran ese distintivo sabor pronunciado por el que se caracteriza la cocina china sin que pierdan su punto crujiente y ternura. Un correcto salteado nunca deberá sobrepasar esa rápida llamarada en la sartén. Y, por esa razón, existe un secreto que los dueños de los puestos callejeros de Asia conocen muy bien: el wok y un buen lecho de brasas candentes van de la mano. No obstante, producir ese lecho de brasas lleva su tiempo y, por esa razón, la barbacoa de gas Genesis® II de Weber, acompañada de un pesado wok circular de hierro colado, resulta perfecta.

Juntas, estas dos herramientas te permiten conseguir el excepcional calor de la cocina al wok con un diseño que no renuncia a la estabilidad y el control. Y esta combinación es también perfecta para otros clásicos de la cocina callejera de toda Asia, ya se trate de finas tiras de carne con un golpe de fritura, crujiente arroz frito o complejas sopas japonesas.

Interesante - ¿Qué es la salsa de soja?

La salsa de soja es una de las formas de fermentación más antiguas y apreciadas de la historia de la humanidad. Su sabor intenso y dulce, arquetípicamente umami, procede sobre todo de la fermentación lenta de semillas de soja, realizada tradicionalmente bajo tierra.

La salsa de soja es la base del sabor de innumerables platos de China, su lugar de origen, y de todo el lejano Oriente.

Ingredientes

  • circleRaciones: 4
  • 1 cebolla roja
  • 3 dientes de ajo
  • 1 trozo de jengibre de unos 7 cm
  • 4 ajos tiernos
  • 350 g de tofu firme
  • 100 g de tirabeques
  • 50 g de setas shiitake frescas
  • 1 pimiento rojo o amarillo
  • 1 chile rojo fresco
  • ½ manojo de cilantro fresco
  • 100 g de anacardos sin sal
  • Aceite vegetal
  • 2 cucharadas de salsa de soja baja en sal
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 lima
  • Sal, pimienta y azúcar
  •  
  • Accesorios especiales
  • GBS Wok

Instrucciones

      EN LA COCINA:

      • Mezcla el ajo, el jengibre, el chile, el ajo tierno y la cebolla roja. Mezcla todas las demás verduras manteniendo el cilantro a un lado. Manteniendo ambas mezclas separadas.

      EN LA BARBACOA:

      • Precalienta la barbacoa para cocción directa a 200–230°C.
      • Pon el wok en la barbacoa y deja que se caliente. Añade un chorro de aceite (debería comenzar a humear) y, a continuación, incorpora el tofu, sazona bien con sal y pimienta y dóralo. Transfiérelo a un plato.
      • Añade otro chorro de aceite. Incorpora la mezcla de chile y cebolla. Saltéalos durante un instante antes de añadir la otra mezcla. Agita y dale la vuelta a las verduras en el wok, usando una cuchara de madera para mantenerlas en movimiento y girándolas cada pocos segundos para que todas reciban el calor del fondo. Sazona con una pizca generosa de azúcar, sal y pimienta.
      • Transcurrido 1 o 2 minutos, las verduras deberían haber comenzado a ablandarse. Agrega el tofu, la salsa de soja y el aceite de sésamo y remueve la mezcla. Transcurridos 30 segundos, el plato debería estar listo. 
      • Emplata las verduras, esparce los anacardos y el cilantro por encima y exprime un poco la lima. Sirve acompañado de arroz jazmín con semillas de sésamo tostadas.