android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat all-grid bullseye lightbulb circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube

Haz una auténtica pizza italiana en tu patio trasero.Así puedes convertir tu barbacoa en un horno para pizzas, partiendo de estos toppings y horarios, recetas de masa y la piedra que se necesita para hacerla.

Los secretos para una pizza perfecta

Desde sus espléndidos parajes naturales hasta su legendaria cocina: no es de extrañar que Italia sea uno de los principales destinos turísticos del mundo. Aunque no podemos traernos el Coliseo de Roma ni los gondoleros de Venecia, existe una sencilla manera de disfrutar en casa de un pedazo de la cultura italiana. Hornear una pizza como es debido —con una fina y crujiente corteza, queso fundido y apetitosos tomates— te permitirá sentirte como en las pintorescas calles de Nápoles sin abandonar tu propio patio.

Una pizza fácil

"El tiempo de cocción y la temperatura ideal es de 90 segundos a 450ºC"

La pizza sólo requiere unos pocos ingredientes, razón por la que la calidad de todos ellos es fundamental. La clásica pizza napolitana se cubre con queso mozzarella, tomates y albahaca, y se adereza con aceite de oliva y especias, ¡pero atrévete a experimentar! Después de todo, tú eres quien se la va a comer. Muchos cocineros usan diferentes mezclas de queso para crear sabores y texturas más sofisticados. El ricotta aporta cremosidad al queso, mientras que el Asiago le da un toque distintivo. El gruyer, el provolone y el parmesano son también opciones populares. ¿Te va el maximalismo? Cubre tu pizza con algo de carne (pepperoni, prosciutto o salchichas) y verduras (cebolla, alcachofas o col rizada).

Si eres un maestro de la barbacoa en busca de la auténtica corteza italiana, la piedra para pizza Gourmet BBQ System de Weber será tu mejor aliada. Esta piedra absorbe la humedad y da lugar a una pizza perfectamente bronceada, ligera y crujiente, que no llega a quemarse. (La piedra es también ideal para hornear pan, galletas e incluso aperitivos de patata).

¿Los mejores consejos de nuestros maestros de la barbacoa para hornear la pizza napolitana perfecta? El tiempo de cocción ideal para una pizza es de 90 segundos a 450° C; por tanto, a mayor temperatura, mejores resultados y menor tiempo de cocción. Si usas briquetas, el tiempo de cocción será mayor: unos 8 minutos para una pizza, aunque se puede mantener hasta un par de horas. Por otro lado, si usas carbón, puedes bajar a 4–5 minutos por pizza, ya que la temperatura que alcanza la barbacoa es más alta; no obstante, tendrás que agregar media cesta de carbón encendido cada 20 minutos. Si tienes un equipo de gas, lo único que tienes que hacer es subir al máximo el quemador situado en el extremo contrario al de la piedra. ¡Que aproveche!

La mejor opción de Weber

Ingredientes

  • circleRaciones: 4 pizzas
  • 360 ml de agua
  • 18–20 g de sal
  • 2 g de levadura
  • 620–650 g de harina
  • 250–320 g de salsa de tomate
  • 4 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 320–400 g de mozzarella o fior di latte
  • 1 cda. de orégano
  • 20 hojas de albahaca fresca
  • Sal al gusto
  •  
  • Accesorios especiales
  • Pala para pizza
  • piedra para pizza

Instrucciones

  • 1. Trabajar a una temperatura ambiente de 20– 25° C. Verter el agua en una amasadora, disolver la sal, agregar el 10 % de la harina y, a continuación, la levadura. Poner en marcha la amasadora y agregar poco a poco el resto de la harina hasta conseguir una masa con la consistencia deseada.

  • 2. Mezclar la masa a baja velocidad durante 20 minutos, hasta que se forme una bola. Para conseguir una masa de consistencia óptima, es importante controlar la cantidad de agua. La mezcla debe ser pegajosa, suave y elástica al tacto.

  • 3. Sacar la masa de la amasadora y colocarla en una superficie para que repose durante 2 horas a una temperatura ambiente de 28° C. Cortar entonces la mezcla en bolitas o panetti de 170–230 g cada uno.

  • 4. Poner los panetti en una caja o bandeja para la segunda fase de fermentación, de 4–6 horas de duración.

  • 5. Sazonar la salsa de tomate con orégano y sal. Cortar la mozzarella. Extender los panetti en discos de masa; en el centro, el grosor no debe ser superior a 4 mm. Agregar una cesta de briquetas o carbón a la barbacoa y cerrar la tapa. Verter una cuarta parte de la salsa de tomate en el centro de cada base de pizza con una cuchara y, a continuación, mediante un movimiento espiral, cubrir la superficie de cada base con la salsa hasta alrededor de 1 cm del borde exterior. Esparcir la mozzarella uniformemente sobre todas las pizzas y agregar después unas cuantas hojas de albahaca y un poco de aceite de oliva virgen extra.

  • 6. Cuando estén listos para cocinar, introducir la piedra para pizza en la barbacoa y dejar que se caliente a alta temperatura con calor indirecto durante 30–40 minutos. Preparar una cesta llena de briquetas o carbón.

  • 7. Espolvorear la pala para pizza con un poco de harina para que la superficie resbale mejor. Usando la pala para pizza, colocar la pizza en la piedra para pizza y cerrar inmediatamente la tapa de la barbacoa. Hornear la pizza con calor indirecto.