Jarrete de cerdo crujiente con crema de rábano picante | | Weber Recetas
android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat all-grid bullseye lightbulb circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube scroll-indicator-fire scroll-indicator-arrow scroll-indicator-arrow scroll-indicator-arrow
Todas las recetas

4

Jarrete de cerdo crujiente con crema de rábano picante

Tiempo de preparación
40 min.
Dificultad
Alta
Grill Temp
220 °C
Método de cocción
cocción directa + indirecta
Tiempo de preparación
40 min.
Dificultad
Alta
Grill Temp
220 °C
Método de cocción
cocción directa + indirecta

Ingredientes

Recipes Pork Knuckle
  • 2 jarretes de cerdo de 1 kg cada uno
  • 12 chalotas
  • 3 zanahorias
  • ¼ de apio nabo
  • Parte verde de 1 puerro
  • 1 rábano picante fresco
  • 5 ramas de tomillo
  • 25 g de mantequilla
  • 750 ml de caldo de pollo
  • 150 ml de nata líquida
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina de maíz para espesar, si fuera necesario

Accesorios especiales

  • horno holandés GBS

Instrucciones

    EN LA COCINA:

    • Marca la piel de los jarretes de cerdo con un cuchillo formando un patrón cuadriculado grande.
    • Pela las chalotas, lava y pela las zanahorias y el apionabo. Córtalos junto con el puerro en trozos de 2 x 2 cm.
    • Pela el rábano picante y rállalo muy fino.

    EN LA BARBACOA:

    • Prepara la barbacoa para calor directo, pero con la rejilla para carbón en la posición inferior. Usa cestas para carbón para facilitar el cambio a cocción indirecta. Para alcanzar una temperatura entre 200-220°C, necesitarás unas 2 cubetas medidoras de briquetas Weber.
    • Coloca el horno holandés sobre la rejilla de cocción, tapa la barbacoa y precalienta entre 5-10 minutos.
    • Funde la mantequilla en el horno holandés caliente. Añade las hortalizas, las chalotas enteras y las ramas de tomillo, y saltéalas durante 3 minutos; no dejes que adquieran color.
    • Retira el horno holandés de la rejilla y desplaza las cestas para cocinar mediante calor indirecto.
    • Vuelve a colocar el horno en la rejilla de cocción y pon los jarretes de cerdo sobre las hortalizas. Añade el caldo de pollo y tapa el horno holandés. Cocina a fuego lento entre 2 y 2,5 horas o hasta que los jarretes alcancen una temperatura interior de unos 90°C.
    • Saca los jarretes de cerdo y las hortalizas del horno holandés y escúrrelos bien. Espolvorea sal sobre la piel tostada del cerdo
    • Vierte la nata en el horno holandés y llévalo a ebullición. Sazona con sal, pimienta y rábano picante. Espésala hasta obtener la consistencia deseada y añade las hortalizas. Retira el horno holandés y resérvalo para servir con el cerdo.
    • Aumenta la temperatura de la barbacoa hasta una temperatura de 230-240°C. Coloca los jarretes de cerdo en la rejilla de cocción cuando esté bien caliente. Espera unos 20 minutos y comprueba de vez en cuando para que no se quemen.
    • Saca los jarretes de la barbacoa. Mientras la carne reposa, calienta la salsa y las hortalizas. Sírvelo bien caliente, acompañado, por ejemplo, de patatas baby asadas.

    CONSEJO:

    • Si el plato se queda demasiado seco, puedes añadir un poco más de caldo.
Ingredientes
Instrucciones