android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat all-grid bullseye lightbulb circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube
arrow_back arrow_down arrow_forward arrow_up menu-arrow-down call camera cart check close download_cloud download facebook filter flame gift-certificate-icon globe google_plus grill instagram linkedin menu minus pinterest plus search star_empty star_full star_half thumb_up trash twitter wallet xing youtube zoom_in zoom_out

Sistema de barbacoa original

Cocinar con la tapa cerrada

Las barbacoas Weber son tan sofisticadas desde el punto de vista técnico que la distancia entre la fuente de calor y los alimentos, al igual que el volumen en el caso de la Kettle, están óptimamente calculados para garantizar una mezcla correcta y controlada de circulación de calor y suministro de aire. 

Uno de los elementos que más intervienen en dicho control es la tapa. La tapa mantiene el calor en el interior de la barbacoa y, con la ayuda de los orificios de ventilación, te permite controlarlo con gran precisión. Te abre las puertas a todo un mundo de oportunidades gastronómicas, te permite usar los diferentes métodos de cocina a la barbacoa y te garantiza la cocción uniforme de los alimentos, acelerando y aportando homogeneidad al proceso. Y ahí es donde empieza lo realmente divertido. Por eso es que cerrar la tapa es la piedra angular de la barbacoa al estilo Weber.