Limpieza y mantenimiento

Siempre hay un próximo asado

Las parrillas Weber son fáciles de limpiar.

Los parrillas Weber hacen la mayor parte del trabajo de limpieza ellos mismos. No tienes más que calentarlos a fuego alto hasta que los residuos de comida se carbonicen. Los restos pueden después eliminarse con facilidad de la parrilla de cocción, mientras aún está caliente, usando los cepillos especialmente diseñados.

  • Limpia o sustituye regularmente las bandejas de grasa. Así se reducirá el riesgo de incendio por acumulación de grasa.
  • Carboniza los residuos de la parrilla a fuego alto, cepíllala y, si es necesario, usa un limpiador para parrillas Weber.
  • Limpia solamente el esmaltado y las piezas exteriores de la parrilla con un limpiador especial para parrillas.
  • PRECAUCIÓN: Limpia el hierro fundido únicamente a mano. ¡No lo pongas nunca en la lavavajillas!