SISTEMA DE BARBACOA ORIGINAL

Cocinar con la tapa cerrada

La tapa es la gran protagonista de la barbacoa al estilo Weber.

Las barbacoas Weber son tan sofisticadas desde el punto de vista técnico que la distancia entre la fuente de calor y los alimentos, al igual que el volumen en el caso de la Kettle, están óptimamente calculados para garantizar una mezcla correcta y controlada de circulación de calor y suministro de aire.

Uno de los elementos que más intervienen en dicho control es la tapa. La tapa mantiene el calor en el interior de la barbacoa y, con la ayuda de los orificios de ventilación, te permite controlarlo con gran precisión. Te abre las puertas a todo un mundo de oportunidades gastronómicas, te permite usar los diferentes métodos de cocina a la barbacoa y te garantiza la cocción uniforme de los alimentos, acelerando y aportando homogeneidad al proceso. Y ahí es donde empieza lo realmente divertido. Por eso es que cerrar la tapa es la piedra angular de la barbacoa al estilo Weber.