android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube

MANTENIMIENTO

Siempre hay una próxima barbacoa

Las barbacoas Weber son fáciles de limpiar

Las barbacoas Weber cargan ellas mismas con lo peor de la limpieza. Lo único que tienes que hacer tú es precalentar a máxima temperatura hasta que se carbonicen los residuos de alimentos. Después, sus restos son muy fáciles de desprender de la rejilla de cocción mientras aún está caliente empleando uno de los cepillos especialmente diseñados para ello.

  • Limpia o sustituye las bandejas de grasa periódicamente. De este modo, además, evitarás correr el riesgo de que se incendie la grasa acumulada.
  • Carboniza las rejillas a máxima temperatura, cepíllalas y, si es necesario, usa un limpiador para rejillas Weber.
  • Limpia las piezas esmaltadas y exteriores de la barbacoa empleando exclusivamente un limpiador específico para barbacoas.
  • PRECAUCIÓN: El hierro colado sólo debe limpiarse a mano. ¡No lo introduzcas en el lavavajillas!