android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube

BRIQUETAS WEBER

Seis pasos para lograr la temperatura perfecta al cocinar:

Seis pasos para lograr la temperatura perfecta al cocinar

Cómo usar las briquetas Weber

Las briquetas Weber están diseñadas para satisfacer los requisitos de los amantes de la barbacoa. Después de todo, fueron sus comentarios los que pusieron en marcha el desarrollo de esta innovación. Están listas para cocinar en tan sólo 20 minutos y proporcionan calor uniforme durante un máximo de tres horas. Esta es la mejor manera de preparar la barbacoa perfecta:

Paso 1: Usa una chimenea de encendido

Agrega la cantidad de briquetas que quieras a tu chimenea de encendido Weber. Para una barbacoa Kettle de 57 cm necesitarás, aproximadamente, 2 kg. Es el equivalente a una chimenea de encendido Weber de tamaño grande. Gracias al efecto de chimenea que tiene lugar, las briquetas se calientan rápidamente, con seguridad y por igual. Otra ventaja es que se genera menos humo que con otros métodos de encendido.

Paso 2: Usa pastillas de encendido y destierra los líquidos encendedores

Usa siempre pastillas de encendido para encender las briquetas en una chimenea de encendido Weber (consulta el consejo del experto). Coloca tres pastillas de encendido en la rejilla para carbón y enciéndelas. A continuación, coloca encima la chimenea de encendido llena y apoya su mango metálico en el borde de la barbacoa.

Consejo del experto: Las pastillas de encendido son una alternativa segura a los líquidos encendedores; no desprenden olores ni afectan al gusto de los alimentos.

Paso 3: Todo listo para cocinar en 20 minutos

Una chimenea de encendido Weber llena produce briquetas listas para cocinar en tan sólo 20 minutos. Deben aparecer llamas en la parte superior de la chimenea de encendido cuando las briquetas estén preparadas para usarlas.

Consejo del experto: Las briquetas también están diseñadas para reponerse fácilmente si es necesario. Sólo tienes que colocar las briquetas nuevas encima de las que queden encendidas y dejar que se calienten con la tapa abierta.

Paso 4: Transfiere las brasas con cuidado

Tras unos 20 minutos, las briquetas se pueden transferir con cuidado a la barbacoa. Es buena idea distribuir el contenido de la chimenea de encendido uniformemente entre dos cestas para carbón o sobre la rejilla para carbón. Por ejemplo, coloca primero una cuarta parte de las briquetas en la cesta izquierda y, luego, otra cuarta parte en la cesta derecha. Repite este procedimiento con las briquetas restantes hasta que la chimenea de encendido esté vacía. De este modo, el calor se propagará a la perfección.

Paso 5: Hasta tres horas de calor óptimo para cocinar

¡Que empiece la barbacoa! Las briquetas permanecerán encendidas hasta tres horas: ideal para preparar jugosas piezas de carne, verduras o incluso un asado entero. Coloca lo que quieras cocinar en la rejilla de cocción, cierra la tapa, espera y disfruta de un resultado perfecto.

Consejo del experto: Para favorecer la circulación óptima del aire y lograr un resultado perfecto tras la cocción, los orificios de ventilación de la tapa y la cuba deben permanecer completamente abiertos.

Paso 6: Desecha las cenizas

¡El final de una barbacoa determina el principio de otra! Si quieres que tu barbacoa vuelva a estar preparada para la acción, deja que las briquetas se enfríen completamente (si es posible, durante toda una noche). Hazlo cerrando los orificios de ventilación de la tapa y la cuba. Cuando las cenizas se hayan enfriado por completo, podrás desecharlas cómodamente en tu propio compostador.

Consejo del experto: Desechar las cenizas es superfácil con el sistema Weber One-Touch. Sólo tienes que mover la palanca hacia atrás y hacia delante, y las cenizas caerán en el cenicero situado bajo la base.