android apple arrow cart-big-outline cart-full check chef-hat all-grid bullseye lightbulb circle-medium circle-small clock download download enlarge facebook instagram magnifier menu-arrow-down pointer printer share star twitter user-simple youtube

Pizza con salmón ahumado y crema de espinacas

Raciones: 2
Ingredientes
Masa de pizza (2 bases)
15 g de levadura fresca (aprox. 5 g de levadura seca)
200 ml de agua fría
1 cucharadita de sal
100 ml de aceite de oliva
50 g de harina de trigo duro para aplanar las bases de pizza
360 g de harina de trigo normal, grado 00
Cobertura:
300 g de hojas de espinaca
2 dientes de ajo
1 cucharada de aceite vegetal
250 g de queso ricotta
100 g de queso mozzarella
Guarnición
10 rebanadas de salmón ahumado en frío
10 hojas
Preparación de la receta

Una sensacional pizza fresca con salmón ahumado y espinaca en crema.

En la cocina:
  • Disolver la levadura en el agua.
  • Agregar sal y aceite de oliva.
  • Incorporar parte de la harina de trigo duro en la mezcla de levadura revolviendo hasta que se forme una masa uniforme y sin grumos.
  • Agregar poco a poco la harina de trigo normal hasta que la masa ya no se pegue al tazón. La masa debe seguir siendo algo pegajosa al tacto.
  • Dividirla en dos.
  • Aplanar con el rodillo la masa de la pizza sobre la harina de trigo duro restante y colocar en la bandeja para hornear.
  • Lavar las espinacas y triturar el ajo.
  • Rallar el queso mozzarella y mezclar con las espinacas, el ajo y el queso ricotta. Agregar aceite para suavizar la textura.
  • Extender la crema de espinacas sobre las bases antes de introducirlas en el asador.
En el asador:
  • Llenar el encendedor de carbón con briquetas Weber y preparar el asador para cocinar a fuego indirecto, aproximadamente a 280-290 °C.
  • Poner la piedra para pizza en la parrilla y precalentar bien durante unos 10 min.
  • Poner la bandeja para hornear con la masa de la pizza sobre la piedra y hornear las bases durante unos 6 min hasta que el lado inferior se dore y se torne crujiente.

Consejo: En caso necesario, para avivar el fuego, agregar más briquetas al poner la piedra para pizza (aprox. un tercio de un encendedor de carbón). No perder de vista la pizza, levantándola para revisar la parte inferior de vez en cuando. El tiempo de cocción puede variar ligeramente dependiendo de la temperatura exterior.